Hola a todos!!

En el transcurrir de la vida fuí entendiendo, muy de a poco, las enseñanzas de los maestros espirituales que nos animan a vivir en el presente.

Como cualquier persona muchas veces mi mente se fuga a los recuerdos del pasado o ensueña el futuro, y en este divague mental se produce dentro de mí un estado de insatisfacción constante que me hace buscar en las cosas o en las personas algo que me dé felicidad.

Pero en la última semana ejercitando el traer la mente hacia el momento que estoy viviendo, comencé a experimentar una liviandad y una alegría que  percibí en muy pocas ocasiones, y ese estado de infelicidad desapareció dando paso a una paz realmente maravillosa que es difícil de describir con palabras.

Por eso los invito a realizar un pequeño ejercicio en cualquier momento del día para ir acostumbrando a nuestra mente a detener sus movimientos constantes y entrar en el “aquí y ahora”.

Apenas detectemos que no estamos atendiendo al ahora vamos a realizar una inhalación bien profunda, y al exhalar en forma conciente vamos a dejar que los pensamientos del pasado y/o del futuro se alejen con el aire que dejamos salir de nuestro cuerpo.

Repetimos varias veces la inhalación y la exhalación  y nos entregamos a la tarea que estemos realizando en ese momento utilizando toda nuestra atención; podemos atender a como se mueve el cuerpo, cual es nuestra postura, seguimos el ritmo de nuestra respiración, y así enfocados en el presente una nueva conciencia va a comenzar a despertarse, cada vez con más energía.

Y vamos a entender realmente que la alegría, el amor, la paz, la creatividad, la luz y la comprensión, surgen más allá de nuestra mente, porque nacen de nuestra verdadera esencia, ese SER que vibra cuando nos despojamos del ego que da vida a la personalidad que cada uno de nosotros mostramos ante el mundo.

Así que con todo el amor infinito que nos une los invito a vivir en el “ahora” seguros de poder encontrarnos en el espacio sin tiempo del Presente.

Namasté!!